Leyenda: El Jinete #EspecialDíadeMuertosCBM

jueves, 29 de octubre de 2015


Hola a todos, en la Comunidad Blogger México, nos hemos unido para un recorrido por los estados de la Republica Mexicana de una forma bastante acorde a las fechas. Recorreremos el país a través de nuestras leyendas. 

En Texcoco, uno de los lugares turísticos más representativos es El Parque Nacional Molino de las Flores, que se encuentra en el casco de una antigua hacienda del mismo nombre. 

El lugar es bastante antiguo, el primer registro que se tiene del lugar data del siglo XVI, sufrió muchos daños a causa de la Revolución, pero poco a poco se fue restaurando, pero al ser uno de los lugares mas antiguos de la zona, tiene su propia historia y las leyendas de terror que se cuentan sobre este lugar no son pocas, esta vez les hablaré de El Jinete, o El Charro Negro, como muchas personas de la zona le llaman. 

El Parque se encuentra en una zona algo alejada de la zona centro, esta rodeado de arboles y es un poco tétrico conforme va anocheciendo. Es bien conocido de todos en la zona que no es recomendable quedarse a altas horas de la noche ya que al anochecer se aparece un jinete vestido completamente de negro, a este jinete no se le puede ver la cara. 
Algunos cuidadores que viven en el parque cuentan que por las noches pueden escucharse cascos de caballos que entran a la hacienda cuando la entrada esta restringida y los caballos no podrían pasar. 

Pero además, hay personas que dicen haberlo visto de cerca. Una de las señoras que venden comida, cuenta que un día tuvo que quedarse hasta tarde porque sus familiares se demoraron en recogerla, mientras ella esperaba a que llegaran se sentó en los jardines, después de algunos minutos, sintió que el ambiente cambiaba, y algo la hizo voltear, fue entonces cuando vio frente a ella las patas de un caballo completamente negro, al levantar la mirada vio que el jinete que montaba al caballo también estaba completamente vestido de negro, pero ella no podía verle la cara, la señora no pudo moverse hasta que poco tiempo después el jinete dio la vuelta y se alejó, la señora notó que el caballo no hacía ruido alguno al chocar los cascos contra el suelo, pero al hacerlo dejaba chispas rojas conforme avanzaba, inmediatamente la señora se alejó de los jardines y rato después llegaron sus familiares por ella. 




7 comentarios:

  1. Pues el lugar se ve muy agradable.... De día haha. Deberías ir a investigar, la CBM te lo agradecería.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja... de día me encanta... pero de noche si me da miedo. Si algún día se animan a venir en Día de Muertos, vamos a los recorridos nocturnos ;) jaja

      Eliminar
  2. Hola!
    yo he ido ahí y de noche se vería extremadamente tétrico jaja, aunque de día hay mucha gente. Estupenda leyenda :D Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igual yo sólo he ido de día, aunque he estado también cuando comienza a anochecer y aunque sigue siendo un lugar hermoso, si es bastante tétrico... Saludos

      Eliminar
  3. Wow, me encantan las leyendas, en especial porque se desarrollan en lugares muy pintorescos. Incluso uno de mis sueños es viajar por la república a visitar puros lugares así, vamos que soy un chico de ciudad, pero este tipo de pueblos y lugares tan "rústicos" me atraen demasiado *-*

    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Espero algun dia ir a ese lugar, obvio no creo quedarme muy noche pero si para ver el lugar me llamo mucho la atencion y mas conocer mas de donde vivimos :3.

    ResponderEliminar
  5. No conocía esta leyenda... pero creo que si algún día lo visto, iré de día jajaja
    Un besito!!!

    ResponderEliminar