Frankenstein de Mary Shelley #LCFrankenstein

martes, 31 de enero de 2017

Título: Frankenstein
Título Original: Frankenstein, or, The Modern Prometheus
Autora: Mary Shelley
Editorial: Austral
Páginas: 288

Sinopsis


Mary Shelley empezó a escribir Frankenstein cuando tenía sólo 18 años. A la vez un triler gótico, un apasionado romance y un cuento cautivador acerca de los daños de la ciencia, Frankenstein cuenta la historia de un comprometido estudiante de ciencia Victor Frankenstein. Obsesionado con el descubrimiento del origen de la vida y el otrogar vida a materia inanimada, Frankenstein reúne a un ser humano de partes del cuerpo robadas pero; al darle vida, retrocede horrorizado ante la horrenda miseria de la criatura. Atormentado por el encierro y la soledad, la criatura que alguna vez fue inocente se vuelve malvada y desencadena una campaña de sanginaria venganza en contra de su creador, Frankenstein.

Reseña

No voy a conducirle a usted, ingenuo y apasionado, tal y como lo era yo, a su propia destrucción y a un dolor irreparable. Aprenda de mi, si no por mis consejos, al menos por mi ejemplo, y cea cuán peligrosa es la adquisición de conocimientos y cuánto más feliz es el hombre que acepta su lugar en el mundo en vez de aspirar a ser más de lo que la naturaleza le permitirá jamás. 

Hola a todos, como saben este mes estuve leyendo Frankenstein de Mary Shelley como parte de la lectura conjunta que organicé junto con la Comunidad Blogger México, así que al final de la reseña iré agregando los links a los blogs/canales de los participantes para que también vean las opiniones de los demás.


La intención por leer esta obra fue debido a la serie de televisión Penny Dreadful en la cual entre  los personajes principales se encuentran el Dr. Frankenstein y su monstruo, en lo personal me encantaba la forma en la que Rory Kinnear interpreta al monstruo, las frases y sobre todo su sufrimiento me hacían querer conocer la historia que Mary Shelley había creado y a partir de la cual basaron los personajes que conocimos en esa serie. 

Así que aquí está finalmente la reseña de uno de los mejores libros que he leído en mi vida... 

Mary Shelley escribió la obra gracias a un juego en el que todos los asistentes a una reunión debían idear una historia de terror adecuada con la temporada (estaban encerrados en la casa de un amigo debido al clima) y Shelley, en un sueño y pensando en los límites de la ciencia y la ambición humana llegó a lo que hoy conocemos como Frankenstein o El moderno Prometeo.

¡mi enojosa historia de terror! ¡Oh! ¡Si al menos pudiera idear alguna que aterrorizara a mis lectores como yo misma me había aterrorizado aquella noche!

Debo decir que no sabía qué esperar cuando comencé el libro, digamos que lo único que sabía de la historia es que Frankenstein no es el monstruo, sino el doctor que crea a la criatura. Así que cuando en primer lugar se me presentaron unas cartas de un señor Walton a su hermana relatando su exploración en los polos de la tierra me saqué un poco de onda.

Para los culpables no hay paz: las angustias de los remordimientos envenenan ese plaver que se halla en ocasiones, cuando uno se entrega a los excesos de la pena.

Esta es la razón de que el libro empiece así: El señor Walton es un explorador ambicioso que busca llegar más allá que cualquier otro ser humano (geográficamente hablando), aparentemente los lugares que está recorriendo están desolados hasta que una noche él y sus hombres logran ver lo que parece ser un hombre alejándose en el hielo, pero a simple vista se nota que no es un hombre común, tiene una altura gigantesca y va acompañado de perros, todos se quedan intrigados acerca de esta extraña criatura, incluso más debido a que en los días siguientes se encuentran con un hombre en busca de aquella criatura, se trata de Victor Frankenstein, quien se encuentra tan enfermo que no puede seguir su viaje, no sin antes descansar y reponerse por un tiempo en el barco del señor Walton. 

Frankenstein es obligado a recuperarse en el barco y gracias a los cuidados y amabilidad del señor Walton, Frankenstein se siente en confianza de contarle su historia y con ella, la historia de la criatura 

Desde mi primer recuerdo yo había sido como era en esos momentos, tanto en altura como en proporciones. No había visto a nadie que se me pareciera, ni que quisiera mantener ninguna relación conmigo. ¿Qué era yo? La pregunta surgía una y otra vez, y sólo podía contestarla con lamentos.

Cuando conocemos la historia de Victor podemos ver a un chico normal, de familia adinerada y amorosa, nunca le faltó nada, principalmente libros con los cuales nutrir su mente curiosa, con cada palabra que lee se refuerza en él su necesidad de aprendizaje, así que él no desperdicia su oportunidad cuando lo envían a estudiar a una universidad. 

Es ahí donde se deja llevar por sus ambiciones y crea a una criatura superior en tamaño y proporciones a un humano, pero cómo puede un ser humano estar a la altura de la naturaleza  (de Dios si así gustan llamarlo) atreviendose a crear a un ser viviente y pensante.

¿Por qué diste forma a un monstruo tan espantoso al que incluso tú mismo diste la espalda asqueado? Dios, en su piedad, hizo al hombre hermoso y atractivo. Yo soy más odioso a la vista que las amargas manzanas del infierno al gusto. Satán tenía compañeros, otros demonios que lo admiraban y lo animaban, pero yo estoy solo y todo el mundo me detesta.

Un hombre común y corriente como lo era Victor Frankenstein no estaba listo para una tarea en la que tendría que enfrentarse a su creación, una criatura que no había hecho a imagen y semejanza, pues Victor sólo había pensado en una criatura superior, en superar los límites de la ciencia y de la humanidad, no imaginó que la criatura tendría necesidades y mucho menos que esa decisión cambiaría su vida y la de todos aquellos a los que amaba.

Me otorgaste sensaciones y pasiones, y luego me arrojaste al mundo para desprecio y horror de la humanidad. Pero sólo a ti podía dirigir mis súplicas, y sólo en ti decidí buscar la justicia que en vano intenté encontrar en cualquier otro ser de apariencia humana.

Pero la historia no es solamente sobre el hombre intentando convertirse en Dios y darse cuenta que no está listo para eso. Creo que hay infinidad de conocimiento acerca de la mente y el comportamiento humano que no me alcanzaría una reseña para hablar de todo. 

¿De verdad era el hombre a un tiempo tan poderoso, tan virtuoso, tan magnánimo y, sin embargo tan vicioso y ruin? En ocasiones se mostraba como un vástago del mal, y otras veces como poseedor de todo lo que puede concebirse de noble y divino. 
La criatura, que en sus palabras mismas, estaba hecho para amar la vida, se ve haciendo frente a los prejuicios de una sociedad que no es capaz de escucharlo o darle una mano amiga por su aspecto, da una crítica al comportamiento de los hombres, a la forma en la que nos dejamos llevar por el miedo, la codicia y poco a poco, esa sociedad y esos rechazos convierten un alma pura en busca de aceptación y cariño en un alma sedienta de venganza. 

Mi corazón estaba hecho para el amor y la compresión y, cuando las desgracias me empujaron hacía  la maldad y el odio, no soporté la violencia del cambio sin un sufrimiento tal que usted sería incapaz de imaginar.
Y sorprendentemente, a pesar de lo que se pueda pensar debido a sus decisiones, la criatura demuestra ser más humana que ningún otro de los personajes, aún después del rechazo, él esta dispuesto a aceptar su realidad y su destino final, sabe que no hay lugar para él entre los hombres por más que se esfuerce en buscar la aceptación y el cariño del que todo ser vivo necesita. 

No busco a nadie que entienda mi desgracia... lo sé absoluta y perfectamente, ni busco una comprensión que nunca podré encontrar. Cuando la busqué, al principio, sólo deseaba participar del amor al bien y de los sentimientos de felicidad y la alegría se ha tornado desesperación ¿dónde tendría que buscar comprensión? No... Me conformo con sufrir solo, mientras tenga que sufrir. Y cuando muera, aceptaré que el odio y el oprobio descansen sobre mi memoria.

RESEÑAS:


Bohemio - Libros con Huella  
Gwen -  Palomitas para leer un libro
Sergio  - Sergio Dice
Emanuel - Entre libros, amor y otras adicciones

8 comentarios:

  1. Sin duda ha sido una lectura que nos deja con un gran sabor de boca a todos, con grandes lecciones y sobretodo grandes cuestionamientos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que el HO va a estar muy intenso por eso jaja

      Eliminar
  2. Hola! Este es sin duda uno de mis pendientes y se que debo hacer un desagravio pronto porque es un aobra maestra tu reseña es genial y justo estoy por comenzar Dracula asi que mas emosion aun, tengo una parte de mi librero con clasicos del terror y este no puede faltar!

    Beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En serio te lo recomiendo mucho, no te vas a arrepentir de leerlo.

      Saludos :D

      Eliminar
  3. ¡Hola!
    Soy nueva por tu blog^^
    Estoy deseando leer este libro!
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida, espero que disfrutes del contenido y si, te recomiendo mucho que lo leas.

      Saludos :D

      Eliminar
  4. ¡Hola!
    Yo acabé la semana pasada de leerlo y tengo la reseña pendiente en mi blog también. A mí me encantó y me pareció que el monstruo aparte de ser el más humano de todos- hablando de sentimientos- también fue uno de los más racionales, en la resolución del libro. En la serie, no necesitaron hacer el monstruo de dos metros para conseguir un personaje tan bien hecho y semejante al monstruo, esa es una de las razones por la que está en mi top 3 de series favoritas... Es que con el personaje, de verdad puedes sentir el sufrimiento.
    Gracias por la reseña <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, gracias por pasarte a leer la reseña. Concuerdo contigo en todo, a pesar de no ser un "humano" por entender nacido de una madre, en cuanto a sentimientos y moral era más humano que incluso Victor... En la serie lo ame, la actuación siempre me ponía la piel chinita.

      Saludos :D

      Eliminar