La Campana de Cristal - Sylvia Plath

viernes, 15 de abril de 2016

Título: La Campana de Cristal
Título Original: The Bell Jar
Autor: Sylvia Plath
Editorial: Edhasa
Páginas: 383








Sinópsis

Publicada inicialmente bajo seudónimo poco después del suicidio de su autora, La campana de cristal es la crónica de un año en la vida de Esther Greenwood, el año de su depresión nerviosa y la terapia profesional siguiente, con ocasionales saltos en el tiempo hacia su época de estudiante, hasta la reintegración final de la protagonista en el mundo. 

Reseña

Creo que en varias ocasiones he hablado acerca de las ganas que le tenía a este libro, desafortunadamente en México ya no sé edita y ni siquiera la biblioteca de mi universidad tenía un ejemplar, así que después de meses de ir de librería a librería por todo el DF, me decidí a pedirlo por bookdepository... y no me arrepiento en lo absoluto.

La campana de cristal es la novela semi-autobiográfica de Sylvia Plath, nuestra protagonista, Esther es el alter ego de la autora. 

Mi heroína sería yo misma aunque disfrazada. Se llamaría Elaine. E l a i n e. Conté las letras con los dedos. Esther también tenía seis letras. Parecía un buen presagio.

En esta novela conocemos a Esther, una chica universitaria que trata de encajar en un mundo cambiante, con muchas reglas y estereotipos. Gracias a sus buenas calificaciones recibe una beca para viajar por un mes a la ciudad de Nueva York y conocer el mundo editorial, es ahí donde Esther se ve rodeada de lujos y comodidades, pero a la vez es cuando vemos los inicios de su enfermedad. 

Cuando el periodo de la beca termina y Esther regresa finalmente a su casa choca con la realidad que la rodea y comienza a cuestionarse su lugar en la sociedad y la manera en la que sus ideas no encajan más con los estereotipos, su enfermedad empeora, llevándola a cometer varios intentos de suicidio, para ella era sumamente difícil enfrentar el mundo y todo lo que le pedía de sí misma, incluso, cuando aún lograba tener la valentía suficiente y salir, un miedo a que la descubrieran la invadía, un miedo a que los demás vieran que ella no encajaba, no como todos querían que encajara.



Tenía miedo de perder el control en cualquier momento y empezar a charlar acerca de cómo no podía leer y no podía escribir, y de que yo debía ser casi la única persona que había permanecido despierta un mes completo sin caer muerta de agotamiento.

Su estado mental y su último intento de suicidio la llevan a varios hospitales que no la ayudan en nada, hasta que una renombrada escritora paga su ingreso en un hospital diferente, donde hay más comodidades y donde es posible que mejore y pueda reincorporarse a la sociedad, aunque claro, para Esther no supone ninguna diferencia. 

Donde quiera que estuviera sentada -en la cubierta de un barco o en la terraza de un café en París o en Bangkok- estaría sentada bajo la misma campana de cristal, agitandome en mi propio aire viciado. 

Finalmente, Esther recibe la oportunidad de reincorporarse a la sociedad, está más sana, los doctores en aquel nuevo hospital le han hecho entender que su vida no tiene por qué estar controlada por los estereotipos, pero aún así, Esther no olvida su pasado, y sabe que puede recaer, pero es más valiente y está dispuesta a enfrentarse de nuevo a aquellas situaciones que la llevaron a la depresión.

Para la persona encerrada en la campana de cristal, vacía y detenida como un bebé muerto, el mundo mismo es la pesadilla.
Una pesadilla.
Yo lo recordaba todo.
Quizás el olvido, como una bondadosa nueve, los entumeciera y los cubriera. 
Pero eran parte de mi. Eran mi paisaje.

Sobre el libro

La novela fue publicada en un principio, después del suicidio de la autora bajo el seudónimo de Victoria Lucas. Como bien les mencioné al inicio, esta novela nos cuenta la historia de la misma Sylvia Plath, a lo largo del libro encontramos similitudes en ambas personas, ambas perdieron a su padre a una edad muy temprana, en su primer año de universidad Sylvia cometió su primer intento de suicidio, y después de ser hospitalizada, se reincorporó a la sociedad y se graduó en 1955. Llevó una vida relativamente normal, se casó, tuvo hijos, pero finalmente se suicidó en 1963.


Ahora.... No quisiera terminar esta entrada sin decirles algo que me hizo pensar el leer este libro...

Cuando me pongo a pensar acerca de Esther y el hecho de que sea el alter ego de la autora, vienen a mi cabeza todos esos intentos de suicidio, el hecho de que Esther/Sylvia o cualquier persona pasando por esa enfermedad intentar terminar con aquel sufrimiento y aquella desesperación, pero no pueden hacerlo, creo que el tema del suicidio se presta a un gran debate, incluso  yo no tengo mis ideas claras acerca de este tema, muchos dicen que un suicida es valiente al ser capaz de acabar con su vida, otros dicen que es un acto de cobardía al no querer enfrentar más los problemas... yo no soy nadie para decirle a una persona lo que puede o no puede soportar, ni siquiera he pasado por alguna enfermedad como esta para saber lo que se siente llegar al extremo de querer terminar con tu vida, creo que, aunque este tipo de libros nos dan una idea de lo que se vive con estas enfermedades, nunca, a menos que lo vivamos en carne propia, sabremos a lo que una persona se tiene que enfrentar día a día al sentirse encerrado en su propia campana de cristal. 

Era como si lo que yo quería matar no estuviera en esa piel ni en el ligero pulso azul que saltaba bajo mi pulgar, sino en alguna parte, más profunda, más secreta y mucho más difícil de alcanzar.

Sobre la Autora


Sylvia Plath (Boston 1932 - Londres 1963), autora precoz y prolífica, sólo publicó en vida el volumen The Colossus. Sin embargo, póstumamente vieron la luz sus libros Ariel, La campana de cristal, Crossing the Water y Winter Trees, y en 1981 la edición de su poesía completa obtuvo el Premio Pulitzer

3 comentarios:

  1. Sin duda es un libro que tengo que leer, he investigar más a la autora para tener el contexto de la obra.
    deberías regalármelo 8) XD

    ResponderEliminar
  2. Las historias que van sobre enfermedades mentales y la misma condición humana son mi punto débil. Me parece muy interesante este libro por el asunto de que sea un alter ego, de alguna manera trataba de negarse a su realidad, supongo. El tema del suicidio, como dices, es muy complejo y aunque pases por situaciones parecidas nunca serán iguales, no podemos juzgar sus decisiones hasta que no hayamos caminado con sus zapatos como dice Harper Lee.

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!
    Solo puedo decir esto... necesito este libro.. así lo tenga que pedir por book también.. lo quiero!!

    ResponderEliminar